Cuanto más te centres en vivir, menos cosas necesitarás.

¿Y qué significa centrarse en vivir? Significa dejar de lado nuestras preocupaciones por nuestro estatus social, por las cosas materiales que tenemos, y poner el foco en las actividades sencillas que por miles de años han constituido la base de nuestra existencia: dar largos paseos, tener conversaciones con nuestros amigos, crear, leer un buen libro, jugar con los niños, acurrucarse con tu esposa en la cama, preparar una comida sencilla…

Esto es vivir, y no las actividades que durante las últimas décadas nos han ido robando cada vez más tiempo y requiriendo de nosotros cada vez más dinero (ir de compras, ver la tele, navegar por internet…). Estas actividades son simplemente pasatiempos de nuestra sociedad consumista, que nos mantienen sedados y evitan que podamos experimentar nuestra vida real.

Si te centras en vivir, te darás cuenta de que todas estas actividades ‘sucedáneas’ se difuminan en tu vida. Para qué necesitas una televisión si puedes pasear por el bosque, ir a correr o quedar a conversar con un amigo.

Prioriza estas actividades en tu vida, y te darás cuenta de que vives más, necesitando mucho menos.

Anuncios